Nuestra entrada de esta semana, la vamos a dedicar a La Cigala.

La cigala, pertenece a la familia Nephropidae, es un crustáceo de diez patas de color rosáceo,  muy apreciada por su sabor, verdaderamente irresistible, de carne blanca, jugosa y fibrosa, Si quieres disfrutar de su sabor en el  restaurante Bitácora las servimos a la plancha, cocida o en arroces.

En cuanto a su cuerpo, decir que es alargado y delgado,  dispone de 5 pares de patas, las dos primeras han evolucionada hasta convertirse en  dos  largas pinzas, el segundo y tercer par de patas son pinzas de tamaño más reducido. Su cabeza alargada sobresalen dos ojos de color oscuro.  vive en solitario, su tamaño oscila entre los 15 y 30 cm, y su peso puede llegar a alcanzar los 600 gramos.

Su color característico es el rosado o anaranjado, con pequeñas manchas rojizas y blanquecinas. Al contrario que otros mariscos, apenas cambia de color una vez cocinado.

Consejos de Gastronomía: La Cigala

1 – Detalle Cigalas

            Habitat, solo sale al anochecer y al amanecer para alimentarse, vive en las profundidades,  en fondos de arena fina, donde suelen esconderse, en galerías que previamente han excavado, con más de una salida.

La época de desove es de julio a  febrero. los huevos suelen verse colgando de la parte inferior del cuerpo de la hembra, los oxigena con los movimientos de sus patas, suelen tardar dos años en alcanzar la madurez. los huevos en un principio son de color verde van evolucionando hasta el color rojo.

La cigala posee como características principales en su composición nutritiva, un gran número de proteínas, menos calorías que el resto de crustáceos y una mínima cantidad de grasas.

Las vitaminas que predominan en su carne son las relacionadas con el grupo B, que actúa en el funcionamiento de los sistemas defensivo y nervioso, el aprovechamiento de hidratos de carbono, grasas y proteínas, además de intervenir en la formación de glóbulos rojos y síntesis de material genético.

Los minerales destacados en su composición son el potasio, fósforo, magnesio y yodo.

Instrucciones para cocer cigalas:

  • Poner en una olla abundante agua a hervir con sal (aproximadamente 30 gr. de sal por cada litro de agua). Hay que tener en cuenta que el marisco debe quedar totalmente sumergido en el agua para asegurar su cocción.
  • Cuando el agua esté hirviendo, incorporar las cigalas. Se romperá el hervor del agua y habrá que esperar a que empiece de nuevo la ebullición
  • Al comenzar a hervir el agua con el marisco dentro, empezaremos a contar el tiempo de cocción que se indica en la siguiente tabla, según el peso aproximado de cada pieza.

Peso cigala

Tiempo de cocción en minutos

50-100gr

1,5

100-150

2.5
150-200

3.5

Mas 200

4.5

  • Enfriar rápidamente una vez consumido el tiempo de cocción en agua con hielo durante unos minutos: si no se rompe la cocción interior del marisco se corre el riesgo de que éste se pase y quede seco.
Cigalas Restaurante Bitacora

2 – Detalle Cigalas

Esperamos que os haya parecido interesante.

De paso os queremos dedicar unas Felices Navidades a todos!!

Hasta pronto!