El langostino…

…se considera que está emparentado con la gamba y el camarón, tiene un cuerpo alargado, comprimido lateralmente, abdomen desarrollado con caparazón semiduro, cola alargada, así como una espina o rostro aquillado y aplastado lateralmente. Sus tres primeros pares de patas acaban en pinzas, las restantes en una uña.

Reseñar que existen diferencias entre los langostinos según los diferentes hábitats.

Los langostinos de Sanlúcar son uno de los tesoros gastronómicos más renombrados de la provincia de Cádiz, para su captura se utilizan técnicas artesanales, los pescadores utilizan las denominadas redes de trasmallo.

El langostino de Sanlúcar se cría en la desembocadura del río Guadalquivir en una zona colindante con el Parque Natural de Doñana, una de las zonas de mayor diversidad biológica de Europa. De día, suele vivir de día escondido en la arena y luego, por la noche, sale a alimentarse fundamentalmente de algas y pequeños crustáceos. Precisamente esta alimentación y las características de las aguas en las que se crían, hacen que el producto tenga un sabor más intenso, que lo ha hecho famoso frente a los de otras zonas.

Langostino

Langostinos – Restaurante Bitacora

Las características especiales que le hacen sobresalir del resto en cuanto a textura y sabor, así:

1.- las franjas que tiene en el lomo no deben estar muy marcadas sino casi difuminadas

2.- los bigotes deben ser robustos y gordos, que no se rompan cuando se tira de ellos

3.- cuando el langostino está crudo debe tener un color azulado en la punta de la cola.

Desde el Restaurante Bitácora continuamos compartiendo productos de calidad, ofreciendo a nuestros clientes productos de calidad indiscutible  y sabor inmejorable.

Preparación:

En la zona existe una manera peculiar de cocerlos y es hacerlo poco antes de comerlos, realizando una cocción muy rápida, apenas el tiempo en que el agua en que se depositan, que debe estar hirviendo, vuelva a recuperar el hervor tras introducir el marisco. Luego se meten en una salmuera con sal, agua y hielo, que hace que el caparazón que recubre la carne del langostino quede crujiente y sea fácil pelarlos para su consumo.